Como Fabricar un Abientador Casero y Ecologico: Tu Casa quedará Perfumada x 1 Mes si Mezclas BICARBONATO de esta Manera!

A continuación te presento, al mejor aromatizador casero que hayas conocido en toda tu vida.!!! Quedarás agradecida, cuando veas sus grandiosos efectos en tu hogar.!!!

Mantener una casa con un olor agradable en todo momento, no es tarea fácil.!!
Siempre estamos acudiendo a comprar diversos aromatizantes, desinfectantes, que permite que nuestro hogar, esté libre de gérmenes y con un aroma agradable.

Los materiales para fabricar un ambientador casero y ecológico líquido no pueden ser más sencillos. Lo primero que necesitas es el recipiente en el que lo vas a poner. Nosotros vamos a optar por utilizar un pulverizador. Para que no te cueste dinero y además recicles y evites crear más residuos lo ideal es utilizar uno que ya se te haya acabado. Por ejemplo, uno de agua de colonia. O uno de un producto de limpieza.

-----Enlaces de Interes -------

Sea el que sea el que elijas debes limpiarlo bien antes de utilizarlo. Asegúrate que no quedan restos de olor del producto anterior. Imagínate que estás utilizando un pulverizador que era para limpiar ventanas y no lo limpias bien. Cuando vayas a utilizar tu ambientador casero y ecológico se mezclarán los olores y terminará por no ser muy agradable.

También necesitas un cuenco o bol para hacer la mezcla. Este debe ser lo suficientemente grande como la capacidad del frasco pulverizador que has elegido.

Ahora necesitas agua, bicarbonato, una cuchara y aceites esencial o esencias en general. Puedes utilizar aceites o esencias alimentarias como la de vainilla, aunque no te recomendamos elegir olores demasiado fuertes o acabarás cansándote.

-----Enlaces de Interes -------

Con todos los materiales para fabricar un ambientador casero y ecológico lo siguiente es ponerse manos a la obra. ¡Vamos a ello! Vas a ver que es facilísimo.

CÓMO FABRICAR UN AMBIENTADOR CASERO Y ECOLÓGICO – PASO A PASO

Vas a ver cómo fabricar un ambientador casero y ecológico paso a paso. Es facilísimo y muy rápido. Si te gusta el resultado puedes probar con diferentes olores. Por ejemplo, uno para la cocina más sutil que no vaya a dar olor a los platos y otro para la casa. Incluso puedes tener uno propio para el garaje y evitar así los fuertes olores a motor, gasolina, etc.

MEZCLA EL AGUA CON EL BICARBONATO

El primer paso consiste en mezclar tanto agua como te quepa en el pulverizador con dos cucharadas de bicarbonato. Esta mezcla la haces en el bol y lo remueves todo bien hasta que el bicarbonato esté completamente integrado en el agua.

El bicarbonato es una parte esencial del ambientador casero y ecológico. ¿Sabes por qué? Porque es el producto que hará que la fragancia dure más tiempo en el ambiente y que sea algo más fuerte. Sin eso sólo estarías echando agua con olor que desaparecería rápidamente.

-----Enlaces de Interes -------

VIERTE LA MEZCLA EN EL PULVERIZADOR

Una vez que tienes la mezcla hecha y bien batida es el momento de echarla dentro del pulverizador. Si tienes buen pulso o la boquilla es ancha puedes hacerlo a mano. Pero si no se da ninguna de estas dos situaciones puede ser mejor verterlo con un embudo para que no manches todo. Así tampoco pierdes parte de la mezcla.

AÑADE LOS ACEITES ESENCIALES O ESENCIAS

Con la mezcla en el pulverizador es el momento de echar los aceites esenciales o esencias. Lo ideal es echar sólo unas gotitas. Dependerá de tus gustos y del tipo de olor que hayas elegido. Nuestra recomendación es que empieces por poco y luego lo pruebes. Si te parece insuficiente siempre puedes ir añadiendo poco a poco más.

AGITA BIEN LA MEZCLA

Una vez que estén listos los aceites esenciales o esencias es el momento de tapar la mezcla. Agita bien tu ambientador casero y ecológico para que todo el líquido adquiera el olor. Agítalo al menos durante un minuto, enérgicamente.

TIENES LISTO TU AMBIENTADOR CASERO Y ECOLÓGICO

Ya lo tienes listo. Ahora es el momento de probarlo. Pulverízalo en un habitación y disfruta del ambientador. Estate atento al tiempo que dura y la potencia del olor. Si te parece que no es suficiente este es el momento de añadir más olor.

Vuelve a abrir el pulverizador, añade más aceites o esencias y mezcla bien. De nuevo invierte al menos un minuto en agitar bien la mezcla. Así el olor se reparte por todo el contenido. Y vuelves a probarlo.

Puedes ir añadiendo todo lo que quieras hasta conseguir la potencia que estás buscando. Pero te recomendamos ir poco a poco, echando unas gotas cada vez. Si te pasas al final el olor será agobiante y terminarás tirando la mezcla en cuanto te canses.